Menu

Revive tu estrategia de E-mail Marketing

No hay nada como hacer que tú y tu cliente logren comunicarse a un nivel personal. En un espacio de intimidad y seguridad, donde puedes convencerlo de ‘amar’ a tu marca y donde este puede explayarse sobre todo lo que piensa de ella. Porque, al final del día, eso es lo que la mayoría de empresas busca: un contacto directo con su consumidor final para poder mostrarle lo que tiene para ofrecer (y, de paso, ‘cómo puede mejorar su vida’).

Por este motivo, una de las estrategias más utilizadas para lograr cercanía es el E-mail Marketing (más conocido solo por e-mailing), el mismo que asegura, mediante correos electrónicos, la llegada de tu mensaje en la bandeja de tu cliente en cuestión.

Sin embargo, como nos enseñaron en primaria, el proceso comunicativo no está completo hasta que el receptor lograr decodificar el mensaje; es decir, hasta que lo entiende. Después de eso, si decide brindarnos una respuesta, nuestra comunicación será más que exitosa.

Entonces, ¿qué sucede comúnmente con el E-mail Marketing?

Es simple: lo hacemos mal. Una estrategia eficiente de e-mailing no se basa en atacar o ‘spamear’ con ofertas a aquellos que, con tanta confianza, han accedido a proporcionarte sus datos para saber de ti. Es esta la principal razón por la que las personas se dan de baja para no seguir recibiendo más información.

Sí, sabemos la publicidad se trata de vender y vender, pero podemos tener más tacto con nuestros métodos para lograrlo. Aquí, te contamos cómo puedes convertir tus mails en una táctica fructífera para sumar a tu planeamiento.

  1. Usa una comunicación personalizada y útil
    A nadie le gusta ser tomado como uno más del montón. Por eso, tienes que hacer que la persona a la que te diriges sienta que de verdad estás tratando de conectar con ella. Un e-mailing llama más la atención si usas una comunicación en segunda persona e, incluso, si colocas el nombre del usuario en tu mensaje. Así, este siente que te tomaste el tiempo para redactarle una nota y valorará más tu intento de comunicación. Por lo mismo, es fundamental que la información que le llegue al mail sea lo que verdaderamente necesita y no un simple bombardeo de contenido. Tiene que sentir que tú sabes lo que él necesita.
  2. Utiliza el ReMarketing
    Cuando has tenido bajas en tu base de datos, es importante saber por qué. Para estos casos, está el Re-Marketing, el que a través de e-mailings, busca reconectar con estos usuarios. Se centra en saber el motivo preguntándole al usuario qué fue mal y, si en caso lo permitiera tu estrategia de comunicación, hacerle saber a la persona que su ausencia se siente en la comunidad. Todos necesitan saber que son parte de una gran unidad y puedes utilizar este insight hacerle ver a tu cliente que es una pieza importante en tu negocio.
  3. No seas agresivo
    Hay una gran diferencia entre decir ‘¡Cómpranos! Estamos con 20% OFF!’ y decir ‘¿No te gustaría que este artículo te ayude en casa? Tenemos una promoción especial para ti’. Siempre ten en cuenta que un lenguaje amable y amistoso puede hacer mucho por tu marca. No solo porque ofrece un sentimiento de cercanía, sino porque humaniza tu marca y logras hacer que esta proyecte calidez hacia los demás; lo que genera confianza.

Ahora que ya estás instruido en el uso de E-mail Marketing 101, puedes empezar a poner en práctica estos consejos. ¡Esperamos que puedas alcanzar tus objetivos y los compartas con nosotros!

No comments

Deja un comentario

El tweet destacado